Micheo: El golpe ganador

Seguramente has visto las películas de Rocky Balboa, el boxeador que lucha por superar a sus rivales y a sus propias fuerzas hasta convertirse en una leyenda. Lo que probablemente no sabes es que este entrenamiento no necesariamente es para un héroe del cine. Cada vez más personas están eligiendo el boxeo como un entrenamiento de ejercicio regular, pues cuenta con numerosos beneficios para el cuerpo y la mente. Conoce un poco más y anímate a empezar tu entrenamiento en Micheo, el gimnasio de campeones que te espera en Rooftop.

 

NO es solo para hombres

A pesar de su imagen, el boxeo ha atraído cada vez a más mujeres. ¿La razón? Este entrenamiento no solo forma un cuerpo más delgado sino uno más fuerte. Al incrementar la fibra muscular, el cuerpo tiene una forma más definida y con mayor energía para pasar el día. No te preocupes por volverte una masa musculosa y sin curvas. Ese es un mito. El entrenamiento puede adaptarse para que conserves tu apariencia fina, sin construir músculos abultados, sino solo marcados.

 

NO es violento pero sí es demandante

El boxeo es un deporte, y como todo deporte se trata de competir. Sin embargo, el objetivo no es quebrarle la nariz a tus compañeros y empezar peleas. El boxeo se trata de formar mayor fuerza, velocidad y agilidad. Puedes practicarlo tan solo para entrenar tu cuerpo, sin profundizar en las técnicas de combate. De nuevo, lo importante es ejercitarte y sentirte mejor.

 

¿Defensa personal?

Por otra parte, muchas personas están buscando el boxeo para sentirse más seguras. Con unas pocas clases, puedes aprender a defenderte en una situación peligrosa, o cuando menos a alejar a un atacante. Recuerda que la lección más importante en todas las artes combativas es el autocontrol. Estas técnicas te vuelven más consciente sobre tu cuerpo y mente, dándote una nueva perspectiva de carácter.

 

Si no duele, no sirve.

No se trata de lastimarse sino de retarse. El entrenamiento de boxeo es INTENSO. Tendrás días en que tus músculos se sentirán tensos y adoloridos, pero poco a poco verás que tu fuerza crece y tus reflejos son más efectivos. Habrá resultados muy notorios, y los verás a medida que tu cuerpo se transforma en el instrumento de un guerrero, listo para todas las dificultades de la vida.

 

La mente domina al cuerpo.

Finalmente, lo más importante es que tu mente también se beneficie de este ejercicio. La disciplina, coraje y resistencia te darán una mentalidad diferente para que confrontes tus problemas. Así, verás resultados que no solo repercuten positivamente en tu estado físico, sino también en tu bienestar emocional y psicológico.

También te puede gustar: